domingo, 11 de marzo de 2018

Raciocinio y silogismo


EL RACIOCINIO
El raciocinio psicológico. Razonar es obtener nuevos conocimientos a partir de los ya adquiridos. El razonamiento o raciocinio, considerado como una operación psíquica, consiste en avanzar más allá de los datos que nos proporciona la inteligencia sensible, la simple aprehensión y el juicio, y encontrar nuevas verdades, utilizando como trampolín o baso los conocimientos adquiridos en ese primer momento.
La inteligencia es capaz de inferir o descubrir nuevas verdades combinando las previamente conocidas. El acto de razonar está en ese esfuerzo mental por el cual un sujeto se ingenia para hallar la respuesta a un problema dado. Esta operación y su modo interno de realización pertenece al estudio de la Psicología.
El acto de razonar consiste, pues, en pasar de ciertos antecedentes a un consecuente, o bien, de ciertas premisas a una conclusión.
El raciocinio lógico. De la misma manera, el pensamiento llamado raciocinio lógico está compuesto de antecedente y consecuente (o bien, de premisas y conclusión; de datos y respuestas). Tanto el antecedente como el consecuente se expresan en forma de juicios. Por tanto, así el juicio está compuesto de ideas, a su vez, el raciocinio (lógico) está compuesto de juicios.
Lo típico en este pensamiento, es, pues, la ilación o nexo necesario entre antecedente y consecuente. Dicha ilación o nexo necesario suele expresarse con las palabras: por tanto, luego, en consecuencia, etcétera.
La argumentación. Para expresar un raciocinio al exterior es necesario el uso de proposiciones. Las proposiciones concatenadas forman una argumentación, que es en definitiva, la expresión externa del raciocinio lógico.
En resumen: cuando razonamos o efectuamos la operación llamada raciocinio psicológico, producimos mentalmente un pensamiento llamado raciocinio lógico, el cual, expresado al exterior, sea en forma oral o escrita, toma el nombre de argumentación.
Raciocinio deductivo e inductivo. Se han distinguido clásicamente dos tipos de raciocinio (y, por ende, también de argumentación): el raciocinio deductivo y el raciocinio inductivo, que también se llaman de forma más sencilla, deducción e inducción, respectivamente.
Mientras la deducción va de lo universal a lo particular, la inducción es el proceso inverso, va de lo particular a lo universal.
Es inducción el raciocinio por el cual se han descubierto las leyes universales de la Física, la Química y la biología. Es decir, a partir de la observación de muchos casos particulares, se infirió la ley universal. En cambio, cuando se aplican esas leyes universales a los casos singulares y se obtienen respuestas concretas y particulares, el raciocinio efectuado se llama deducción.
https://aeternaimperoblog.wordpress.com/2017/02/06/el-raciocinio/


EL SILOGISMO
Definición: es la forma típica de un raciocinio deductivo porque parte de juicios universales para obtener una conclusión particular
El Silogismo consiste en una inferencia que se produce a partir de la existencia de dos premisas (A,B), de las que se deriva necesariamente una conclusión (C), que es, junto con las premisas una proposición categórica. Por ejemplo:
Ningún arabe es israelí (A)
Todo Palestino es árabe (B)
-------------------------------
Ningún Palestino es israelí (C)
Los elementos básicos presentes en todo Silogismo son los siguientes:
Presencia de Proposiciones categóricas, que pueden ser del tipo a,e,i,o. y que en caso del ejemplo de más arriba serían e,a.
Cada Proposición categórica consta de un Sujeto (S) y un Predicado (P).
Presencia de dos Premisas (A,B) y una Conclusión (C).
Presencia de tres enunciados simples o Términos

Figuras del silogismo

Dentro del silogismo el término medio aparece en dos ocasiones  en el antecedente (o sea, una vez cada premisa). Su posición  varía y da como resultado cuatro combinaciones posibles. A cada una de estas posibilidades le llamamos figura. Examinémoslas:
Primera figura: el término medio ocupa el lugar del sujeto en la premisa mayor y el lugar del predicado en la premisa menor. Gráficamente se representaría de la siguiente forma:

                                               M  T 
                                                t M  
                                                t  T

Todo elefante es paquidermo     PM - universal
Dumbo es un elefante                Pm - afirmativa
_______________________
Dumbo es paquidermo

Para garantizar la validez de los silogismos de la primera figura, se han establecido dos reglas: 
a) Que la premisa mayor sea universal.
b) Que la premisa menor sea afirmativa.

Segunda figura: el término medio está en el sitio del predicado en ambas premisas.

T M
t M
t T

Ningún mexicano es cavernícola 
Todo hombre de Neanderthal es cavernícola
___________________________________
Ningún hombre de Neanderthal es mexicano

Las reglas de la segunda figura son las siguientes: 

a) La premisa mayor debe ser universal.
b) Cualquiera de las dos premisas (mayor o menor) debe ser negativa.

Tercera figura: el término medio se ubica en la posición del sujeto en las dos premisas.

M T
M t
t T

Ningún astronauta es extraterrestre
Todo astronauta es terrícola
_____________________________
Algún terrícola no es extraterrestre

La tercera figura se rige bajo las siguientes reglas:
a) La premisa menor debe ser afirmativa.
b) La conclusión debe ser particular.

Cuarta figura: el término medio ocupa el lugar del predicado en la premisa mayor y el lugar del sujeto en la premisa menor.

T M
M t
t T

Todo zapatero es artesano
Ningún artesano es mi abuelo
________________________
 Mi abuelo no es zapatero

 Las reglas de la cuarta figura son muy variadas. Hay tres posibles combinaciones: 1) que la premisa mayor sea afirmativa y la menor  universal; 2) que la premisa menor sea afirmativa y la conclusión particular y 3) que una premisa sea negativa y la mayor sea universal.  


Modos del Silogismo
Es indispensable recordar que no todos los silogismos que elaboramos son verdaderos. Por eso, se han establecido las reglas de los silogismos y, a partir de ellas, las reglas de las figuras. Con estas normas se pretende garantizar la realización correcta de un silogismo y por ende, facilitar su apego a la verdad. Los silogismos se hacen utilizando juicios. 

 Los juicios, por su cantidad y su cualidad, pueden ser: universales afirmativos (A),  universales negativos (E), particulares afirmativos (I) y particulares negativos (O).

 Un silogismo consta de tres juicios. Si consideramos que éstos son categóricos, podemos obtener varias combinaciones. Por ejemplo:

 Todo hombre es bípedo    -  universal afirmativa (A)
 Algún polaco es hombre   -  particular afirmativa ( I )
_____________________
 Algún polaco es hombre   - particular afirmativa ( I )

  A dichas combinaciones de juicios por su cantidad y su cualidad dentro de un silogismo se les llaman modos.  La anterior combinación “A-I-I” es un modo. La A corresponde a la premisa mayor, la primera I a la premisa menor y la segunda I a la conclusión.  Si exclusivamente consideramos las combinaciones que se pueden producir entre las premisas, hay 16 modos posibles, es decir, 16 diferentes combinaciones: 

PM
A     
A
A
A
E
E
E
E
I
I
I
I
O
O
O
O
Pm
A
E
I
O
A
E
I
O
A
E
I
O
A
E
I
O
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16

http://www.paginasobrefilosofia.com/html/figuras.html
http://supermileto.blogspot.mx/2014/12/figuras-del-silogismo.html
http://supermileto.blogspot.mx/2014/12/modos-del-silogismo.html